Carrito 0

¡Renovarse o morir!

Independencia Maternidad Proyecto de vida Trabajo

 

La maternidad me cambió y me lleva por nuevos caminos.

 

Estoy MUY lejos de alcanzar la felicidad (el objetivo de mi vida), pero todos los días debo de renovarme y recordármelo.

 

Las rutinas diarias y los estereotipos nos hacen olvidarnos quienes somos y que es lo que queremos en la vida. Yo como muchas mujeres de la actualidad me educaron para estudiar, trabajar y ser independiente, si bien también me enseñaron las labores domésticas como cocinar, lavar y hacer la limpieza del hogar (que creo que fue más bien por conveniencia de mi madre); pero al final yo me vi siempre como una gran ejecutiva una “JEFA”. Comencé a trabajar y poco a poco fui creciendo y teniendo mejores puestos nuevas prestaciones, viajes de trabajo; me sentía importante en camino a mi sueño. Pero un día volteé a ver a esas mujeres a las que yo admiraba como la que quería ser y las vi incompletas y me vi a mí en un futuro infeliz con un hueco en el corazón.

 

Fue entonces que entendí que quería tener alguien a mi lado con quien compartir mis triunfos y mis fracasos… Alguien con quien crecer juntos y no hablo de nada económico me refiero como persona. Me casé y al poco tiempo tuvimos hijos, me di cuenta que mi proyecto de vida ya no era el mismo, yo ya no era la misma y no quería seguir por el mismo camino. La maternidad me transformo y lo sigue haciendo, ya no sé quién soy ni a donde voy; sólo sé que quiero ser feliz y pasar mucho tiempo con mis hijos, pero manteniendo mi independencia y autonomía. Por eso decidí formar este proyecto llamado Luziernaga; está lejos de ser lo que quiero que sea, pero quiero mantenerme viva, activa e independiente, pero al mismo tiempo cercana a mis hijos.

 

Espero que seas muy feliz y que la maternidad te ayude a convertirte en la mujer que quieres ser.

 

Un fuerte abrazo Luz Ma



Publicación más antigua